facebook FEDDF twitter FEDDF Instagram FEDDF

Noticias

04 de noviembre de 2018

Liga BSR - DIV. HONOR (crónica Bidaideak): Victoria del Bidaideak en el derbi Vasco 63-57. Cuando la veteranía es un grado


Fuente: Bidaideak Bilbao BSR
Con un ambiente excepcional en las casi completas gradas del Ariznabarra, Zuzenak y Bidaideak salieron a cancha dispuestos a hacer del derbi vasco no sólo un momento de encuentro entre aficiones, sino una ocasión para degustar gran baloncesto. Y a fe que lo consiguieron. 
Comenzó el partido dominado el salto el Bidaideak y fueron suyos los dos primeros puntos, pero de la mano del reputado triplista inglés Ian Pierson - 3 consiguió a lo largo del partido-, en seguida le dio vuelta al marcador, durándole el liderazgo casi 4 minutos. Aciertos concatenados del pivot de los de negro, Luis Jasso, giraron el luminoso en favor de éstos, que comandaron ya el mismo hasta bien entrado el tercero de los periodos. Durante todo ese tiempo parecía que la lógica se iba a imponer en la cancha y que Bidaideak, con un equipo engrasado y con activos de primerísimo nivel en su plantilla, iba a poder comandar con claridad juego y resultado; pero enfrente tenía a un equipo que basado por igual en juventud, entusiasmo e indudable destellos de clase no se lo iban a poner fácil. 
Los bilbaínos se encomendaron a su capitán, Asier García, que volvía a demostrar que no sólo se encuentra en un momento dulce de juego – sus 27 puntos, 12 rebotes y 11 asistencias lo dicen todo-, sino que a motivación en cancha no le gana nadie. Y con él asumiendo el timón, conseguían abrir una templada brecha de 9 puntos en el marcador al finalizar el primero de los parciales (16-25), que no pudo ampliar a lo largo del segundo (33-41), porque para entonces ya se veía que los alaveses no iban a tirar en modo alguno el partido.
La vuelta a la contienda iba a dejar ver los mejores momentos de éstos. Aunque la primera de las canastas llevó la firma de David Mouriz, durante los siguientes cuatro minutos todos los puntos fueron para los de Vitoria-Gasteiz, llevándolos a un 41 a 43 que incendió el graderío. En buena medida la cuarta personal del pivot del Bidaideak, Jasso, condicionó la reacción al dejar a éstos sin referente en la pintura, pero sin el acierto de Viso, Pierson, los hermanos García, Igarki, Reguero y Andrew Ion, Zuzenak no hubieran podido nunca llegar a darle vuelta al marcador, lo que consiguieron a falta de poco más de un minuto para finalizar el tercero de los parciales, de la mano de este último (51-50). Al rescate de su equipo tuvo que llegar de nuevo el capitán de los bilbaínos, que conseguía restablecer el liderazgo en el marcador al finalizar aquél (52-51).
La igualdad e incertidumbre duró, aun, otros cinco minutos tras la reanudación, pero al cruzar el ecuador del ultimo parcial, la vitalidad de los locales se tornó en pura precipitación, en tanto que los del Bidaideak, tirando de oficio, templaron el juego y lanzando sólo desde posiciones cómodas, lograron romper el marcador. 
El 63 a 75 final refleja sin duda la diferencia que hoy por hoy existe entre los dos equipos, pero también habla de la progresión del equipo vitoriano y de que en un derbi nada puede darse de antemano por escrito, toda vez que el extra de motivación y compromiso con los que son calificados como más débiles suelen salir a disputarlo, puede hacer romper todos los pronósticos. Zuzenak demostró que cuenta con una plantilla aseada, con dos pilares indiscutibles, el inglés Pierson y el bizkaino Viso, que, en estado de gracia, pueden poner las cosas difíciles a la mayoría de sus rivales. Bidaideak, por su parte, aunque se llevó los puntos a Bilbao, hizo ver que todavía está lejos de alcanzar el nivel de juego que le permitiera ser el año pasado la gran sorpresa en el Estado y en Europa. En el plano individual sobresalieron Asier (con las estadísticas ya reseñadas y una valoración de 36), y Jannik Blair, el incansable punto 1 que firmó 10 puntos con un 100% de efectividad. Turek sumó 19 puntos, Manu 7, Jasso 6, David 4 y Txema Avendaño, 2. Jugaron también Patxi Suarez y Xabi Iragorri.
Por parte de los alaveses, los citados Ian Pierson (19), Rubén Viso (16) e Igarki Pascual (10) construyeron la mayoría de su tanteador, al que se sumaron también, Adrián García (6), Alejandro García (4), Iñaki Reguero (4), David Ion (2) y Martín Pérez (2).