La final no tuvo historia y los máximos favoritos, Edorta de Anta y Christopher Triviño arrasaron a Óscar Agea y Álvaro Garmilla por un doble 6-1.